Desinfección ambiental

Desinfección ambiental

Es necesario distinguir entre la limpieza y la desinfección que, aunque están muy relacionados, no significan lo mismo. La limpieza consiste en eliminar la suciedad que está adherida a las superficies, mientras que con la desinfección se trata de destruir los microorganismos.

La desinfección es una técnica de saneamiento que tiene como objetivo la destrucción de microorganismos patógenos que pueden afectar la salud pública (bacterias, virus y hongos) mediante la utilización de agentes químicos (bactericidas, viricidas, fungicidas).

El objetivo es mantener los niveles de contaminación microbiana dentro de los límites considerados aceptables desde el punto de vista sanitario (tanto en ambientes como en superficies y objetos), teniendo en cuenta el riesgo que supone para la actividad que se realiza en la instalación.

La desinfección ambiental  se realiza mediante difusión en la instalación de un producto capaz de destruir microorganismos contaminantes. El desinfectante es emitido mediante un microdifusor que utiliza el aire como vehículo de transmisión, éste dispersa producto en partículas muy finas que permanecen en suspensión en el aire hasta que se depositan lentamente en todas las superficies. Éstas quedan humedecidas con el producto, produciéndose en ese momento la desinfección.

Para aplicar el tratamiento de Desinfección hay que tener en cuenta, además, las circunstancias específicas del local y su utilización.